Saltar al contenido

Compass Mining: Guía para empezar y opinión personal

NOTA: Este artículo no guarda ningún tipo de relación comercial con Compass Mining. Es el relato honesto y personal de un miembro de la comunidad hispana que ha querido compartir algo que normalmente se guarda en privado. De ahí que nos haya parecido interesante su publicación.

El mundo de la minería ha sido, en general, una de las áreas más desconocidas por parte de bitcoiners. El precio y poco stock de ASICs, así como el coste elevado de la electricidad eran barreras lo suficientemente fuertes para disuadirnos a muchos de ni siquiera intentarlo. 

En este artículo expondré mi opinión y experiencia con la empresa Compass Mining, que ofrece una forma sencilla, accesible y cómoda de minar Bitcoin.

¿Qué es Compass Mining?

Compass Mining es una empresa de Estados Unidos que tiene por objetivo fortalecer la red descentralizada de Bitcoin mediante la democratización de la minería.

Básicamente resuelve los dos problemas a los que se enfrenta cualquier particular que se plantee minar Bitcoin: comprar un ASIC (máquina de minado) y tener acceso a electricidad a un precio competitivo.

De esta manera, ha conseguido que cualquier persona pueda minar Bitcoin, siempre que pueda permitirse el coste del ASIC y el mantenimiento mensual.

¿Cómo funciona Compass Mining?

El servicio principal de Compass Mining consiste en vendernos un ASIC y hacerlo funcionar en una de las instalaciones con las que tiene acuerdos. A este servicio le llaman “Buy & Host”.

Los pasos son los siguientes:

  1. Elegir el hardware, es decir, el ASIC que más nos interese. Este ASIC será nuestro, aunque posiblemente nunca lo lleguemos a ver ya que lo enviarán directamente a las instalaciones donde minará.
  2. En el caso de poder elegir, deberemos seleccionar las instalaciones donde operará (llamado hosting facility). Tienen en Estados Unidos, Canadá y otras partes del mundo. Se suele hacer un contrato de permanencia de 12 meses y, una vez finalizado, se puede renovar o enviarlo a otro sitio, incluso a tu casa (en general poco recomendable por el precio de la electricidad).
  3. En este punto deberemos pagar el coste del ASIC y los primeros dos meses de mantenimiento (hosting). Puedes usar tarjeta, transferencia o, cómo no, bitcoin (donde no hay comisiones adicionales).
  4. Más adelante, antes de que empiece a operar, deberemos elegir una mining pool, donde se conectará nuestro ASIC y se unirá al resto mineros para minar de forma conjunta. Ellos tienen acuerdos con algunos y ofrecen comisiones muy competitivas.
  5. A partir de aquí quedará facilitar una dirección de wallet donde recibiremos las ganancias periódicamente. Nos llegarán ahí los bitcoins sin KYC directamente cuando se supere el umbral que definen los diferentes pools (generalmente 0,005 BTC).
  6. Por último, mensualmente deberemos abonar el coste de “hosting”, donde se incluye el consumo energético, las instalaciones y la comisión de gestión de Compass.

La verdad es que el proceso es muy sencillo y, si nos surge cualquier duda, podemos preguntar a su servicio de atención al cliente que es muy atento. Podríamos decir que la única complicación es elegir un ASIC, de eso hablaremos a continuación.

¿Qué tener en cuenta al contratar el servicio de Compass Mining?

El negocio de la minería es muy particular, ya que la mayoría de variables que influyen en los resultados están totalmente fuera de nuestro control. Principalmente:

  • Precio de Bitcoin: Influye en gran medida en la rentabilidad del minado.
  • Hashrate global: Se trata de todo el poder de minado del mundo. Cuanto mayor sea, menores serán las ganancias obtenidas (el “pastel” se reparte entre más personas).

Fuente: Blockchain.com

  • Precio electricidad: Cuanto más elevado sea, menos rentable será minar. Este coste está influido por temas climáticos y políticos que tampoco podemos controlar.

Así pues, lo único que podemos controlar es qué ASIC compramos y dónde estará operando. 

Para elegir un ASIC deberemos tener en cuenta:

El fabricante

La marca del equipo que compremos influirá principalmente en la fiabilidad, constancia y vida útil del ASIC.

En general, Compass Mining solo utiliza fabricantes reconocidos (Bitmain, MicroBT, Canaan), por lo que no es un aspecto que nos deba preocupar en exceso. 

Hashrate

Es el poder computacional por segundo. Si el ASIC tiene una potencia de 100 TH/s significa que cada segundo calculará, de media, 100 Tera Hashes, es decir: 100 veces un tera hash (1.000.000.000.000). Es una auténtica barbaridad.

Consumo eléctrico

La cantidad de energía necesaria para llevar a cabo los cálculos matemáticos.

Por otra parte, para elegir un hosting facility debemos tener en cuenta:

Coste de la electricidad

El coste del kilovatio, en el momento de escribir este artículo está alrededor de $0.06 / kWh, probablemente muy inferior al que pagas en tu factura eléctrica.

Nivel de seguridad

Si tienen cámaras, personal de seguridad así como otros elementos de protección.

Reputación

Es algo intangible pero que influirá en la rentabilidad final.

Por lo general, Compass se encarga de auditar todas las instalaciones para asegurar que funcionan correctamente, haya un buen sistema de refrigeración, etc. 

Dicho esto, lo cierto es que algunas instalaciones funcionan mejor que otras, es decir, tienen menos problemas (apagones, sobrecalentamientos) y, por lo tanto, los ASICS operan de forma más contínua en el tiempo.

En su canal de discord podremos preguntar qué opinan los otros mineros de las instalaciones con las que están operando.

Entonces, ¿qué ASIC comprar?

Es posible que, en la práctica, no podamos elegir entre muchas opciones ya que suelen trabajar con modelos concretos y no siempre hay stock de todos ellos.

Sin ir más lejos, en el momento de escribir este artículo solo había un ASIC “Buy & Host”, es decir, que incluya también el hosting en alguna de sus instalaciones (los otros dos son para que te los envíen a casa).

En el caso de poder elegir, en mi opinión, lo más importante es lo eficientes que son las máquinas. En otras palabras, que el ASIC tenga una mayor capacidad de cálculo por un mismo consumo eléctrico.

Esto se obtiene de forma muy sencilla dividiendo el Hashrate entre el consumo energético (TH/s / Watts). Cuanto más alto el valor, mejor.

En la imagen de más arriba, el Antminer S19J Pro es el más eficiente.

Ten en cuenta que cuanto más eficiente sea, mayor será la probabilidad de que continúe siendo rentable en escenarios futuros menos favorables (precio de bitcoin bajo, precio de electricidad elevado, halvings…). Es decir, el riesgo será menor.

Me explico: 

Si la recompensa por minar es baja mucho es posible que no compense el coste de la electricidad que implica hacer los cálculos matemáticos. Lo mismo si el coste de la electricidad sube mucho. Así pues, cuanto más eficiente sea el ASIC, menos probable es este escenario.

Es por este motivo que cuando el precio de Bitcoin aumenta, el hashrate global tiende a subir ya que muchos mineros con máquinas antiguas las encienden de nuevo porque vuelve a ser rentable al tener una recompensa mayor en su moneda fiat.

En resumen, si tu prioridad es disminuir riesgos tienes que fijarte en la eficiencia energética del ASIC. Dicho esto, tampoco hay que dejar a un lado el coste de la unidad que también afectará a la rentabilidad de la operación.

¿Cuánto voy a ganar si mino con Compass?

De media, deberías ganar la parte proporcional del Hashrate que aporta tu ASIC al global, multiplicado por la recompensa de la red en ese momento:

Ingresos brutos (día) = Tu hashrate / Hashrate global * recompensa diaria

Esto es asumiendo que tu ASIC funciona perfectamente y de forma contínua, ya que a veces se sobrecalientan y los apagan para que se enfríen. 

Además, para obtener el ingreso neto deberemos restar el coste de electricidad y mantenimiento en concepto de “hosting”:

Ingresos netos (día) = Tu hashrate / Hashrate global * recompensa diaria – coste hosting diario

Para mostrar un ejemplo 100% real, al final del artículo podrás ver en detalle mis números.

Recomiendo encarecidamente hacer cálculos para ver cuándo podremos recuperar la inversión teniendo en cuenta el coste de electricidad, amortización del ASIC, posible aumento del hashrate global y futuros halvings.

Para ello, podemos utilizar algunas de las calculadoras disponibles o crear nuestros modelos en Excel.

La vida útil también es importante, especialmente si compramos unidades de segunda mano, que a veces las ofrecen. No he encontrado información exacta de la duración media de los ASICs pero se estima que está entre 3 y 4 años.

¿Y cómo gana dinero Compass Mining?

Compass Mining gana de la venta de los ASICs así como de un porcentaje de los gastos de electricidad y mantenimiento que deberemos afrontar cada mes por tener nuestra máquina funcionando. Nos enviarán una factura mensual en concepto de “hosting” que lo incluye todo.

Algunas personas critican que el precio del ASIC es más elevado que en otros sitios. Probablemente sea así, aunque de nada te sirve tener un ASIC si no tienes donde hacerlo funcionar de forma rentable. De ahí que la solución de Compass aporte mucho valor a las personas que quieran empezar a minar.

Mi experiencia y opinión de Compass Mining

Hasta el momento, mi experiencia con Compass Mining ha sido muy buena.

En mi caso compré un Whatsminer M31S+ 80 TH que iba a operar en Canadá por $7.409 (comisiones de tarjeta incluidas). Tengo que admitir que no era la opción más eficiente, pero preferí elegir una máquina con un coste inferior al ser la primera vez que trabajaba con Compass.

Como es normal, tenía bastantes dudas de si hacer el desembolso o no. Al final, para decidir si comprarlo o no me hice la siguiente pregunta: ¿Es probable que tenga más Bitcoin comprando el ASIC o invirtiendo hoy la cantidad equivalente en Bitcoin?

Lo que permite esta reflexión es quitar de la ecuación el precio usd/btc y pensar solo en Bitcoin. En mi caso me salían los números teniendo en cuenta el coste inicial y el mantenimiento a futuro.

Así pues, mi opinión de Compass Mining es que es una forma muy sencilla de entrar en el mundo de la minería, y con la tranquilidad de que se trata de una empresa seria. En mi caso, no he tenido ningún problema y solo recuerdo que la máquina se parase una vez.

Por lo que he ido viendo, las opiniones de otros mineros que utilizan Compass Mining son también muy positivas. Como he indicado más arriba, las únicas opiniones negativas suelen venir por el precio de los ASICs, que pueden ser más elevados que en otros sitios.

Dicho esto, quiero recalcar que nada garantiza que sea una operación rentable ya que, como he mencionado antes, hay muchas variables que no podemos controlar. Por este motivo no me sentiría muy cómodo si todos mis ingresos provinieran de la minería, pero tener un pequeño extra mensual a modo de ingreso pasivo sin KYC me gusta mucho.

Mis ganancias con Compass Mining

Para terminar, voy a detallar los resultados obtenidos en estos primeros meses utilizando el servicio de Compass.

A nivel de promedio diario:

  • Hashrate: 82,8 TH/s, ligeramente superior al teórico de 80.
  • Hosting: $5,17 de media, factura mensual de unos $155 (el coste, por ahora, no ha variado).
  • Recompensa (bruto): 0,00061784 BTC o ~ $31*
  • Recompensa (neto de comisiones): 0,00049049 BTC o ~$25*

(*) Si usd/btc = $50.000

A nivel histórico, podemos ver el siguiente gráfico de las recompensas diarias:

En él podemos ver cómo, en solo unos meses, la recompensa ha variado en gran medida debido a factores externos.

Durante el período mostrado, el día con una recompensa neta mayor fue de 63 mil satoshis, y la menor de 30 mil satoshis aproximadamente. En las últimas semanas, la recompensa neta ha estado cercana a los 43 mil satoshis.

El efecto más claro en la variación ha sido la prohibición de la minería en China. Esto provocó el cierre de muchas granjas de minera, disminuyendo el hashrate global y aumentando así la recompensa para el resto de mineros (donde me incluyo).

Como se puede apreciar en la línea naranja, en los últimos meses la recompensa ha ido disminuyendo a medida se está recuperando el hashrate a niveles anteriores a la prohibición en China. Esta disminución se puede compensar en dólares si el precio de bitcoin aumenta.

Análisis de rentabilidad

Estos serían los datos de rentabilidad estimada si lo analizamos según la recompensa en dólares*:

  • Coste ASIC + 1 año de hosting:  $9.269
  • Beneficio primer año estimado: $8.951
  • Rentabilidad anual estimada: 97%
  • Tiempo estimado para recuperar la inversión: 378 días (~ 1 año)

(*) Si usd/btc = $50.000

Así pues, si se mantienen las variables, a partir del segundo año estaría rentabilizando la inversión.

Dicho esto, quiero remarcar dos puntos:

  • Estas cifras están fuertemente influenciadas por el precio de Bitcoin y nada garantiza que se cumplan las estimaciones.
  • La elevada rentabilidad tiene asociado un riesgo enorme: precio de bitcoin, hashrate global, coste de energía e, incluso, la vida útil de la máquina.
  • Si empezara ahora mismo a minar la rentabilidad no sería tan elevada ya que la recompensa actual es inferior a la media histórica mostrada.

Para finalizar, estos son los números si lo miramos desde el punto de vista de la recompensa en Bitcoin (es decir, el coste de oportunidad si hubiéramos invertido en Bitcoin el coste de la máquina y el hosting de 1 año al inicio de empezar a minar):

  • Precio Bitcoin en ese momento: $33.550/btc
  • Potencial compra: 0,276 btc (invirtiendo los $9.269 del coste del primer año)
  • Rentabilidad anual estimada: 63%
  • Tiempo estimado para recuperar la inversión: 562 días (~ 1,5 años)

Como vemos, si quitamos el precio de bitcoin de la ecuación, las cifras continúan siendo buenas, aunque no tanto. 

En realidad, si lo analizamos desde esta perspectiva, una subida del precio usd/btc nos podría perjudicar ya que la minería se volvería más rentable (en términos de dinero fiat), atrayendo más personas y disminuyendo así la recompensa en satoshis.

Con esta reflexión final termino el artículo. Espero que te haya gustado y te animo a probarlo siempre que puedas asumir el riesgo que conlleva y tus finanzas personales te lo permitan.


Notas metodológicas

  • Para calcular la recompensa neta en BTC se asume una media diaria de las comisiones en dólares y se convierte a BTC según su precio diario.
  • Todos los valores mostrados son netos de las comisiones de la mining pool F2Pool (1,25% gracias al acuerdo con Compass).
  • Las rentabilidades anuales estimadas se obtienen de una extrapolación simple basada en los valores promedios mostrados.
  • Los cálculos no tienen en cuenta potenciales impuestos a pagar.